Blog sobre economía y deuda

En este blog aprenderás todo lo que tiene que ver con la economía, las finanzas, la deuda y las crisis financieras

Espectacular salida a bolsa de Alibaba

Sin duda alguna, la salida a bolsa de Alibaba se ha convertido en un auténtico fenómeno social en China, y es que incluso las cosas han llegado a tal punto en que algunas empresas se vean obligadas a censurar las webs de Alibaba debido a que muchos empleados han optado por adquirir productos a través de este sistema, lo que se estaba convirtiendo en una interrupción constante de la jornada laboral.

El concepto de Alibaba

Alibaba es una empresa que se encarga de aportar un entorno y todo lo necesario para que tanto los pequeños vendedores como las grandes corporaciones de cualquier rincón del país puedan dar a conocer su producto.

Nacido en el año 1999 de la mano de Jack Ma, este imperio se ido extendiendo hasta el punto de incluso contar con su propio sistema de pago conocido como Alipay, sistemas de almacenamiento en la nube, facilidades compra y para el pago de facturas, crowdfunding, venta a otros países, venta entre proveedores y un montón de opciones que sin duda la han convertido en una empresa muy rentable e interesante para la gran cantidad de inversores que han decidido depositar su confianza en ella.

Alibaba y su ascenso vertiginoso

No obstante, Alibaba no sorprende tanto por su facturación como por el seguimiento y la confianza depositada no ya solo por sus inversores sino también por aquellas empresas que han decidido realizar la venta de sus productos a través de este sistema.

Gracias a ello, la valoración de la empresa ha conseguido aumentar un 170% tan sólo en el último año, una tendencia importante para los inversores ya que demuestra que cada día resulta mucho más rentable.

Sin embargo, los ingresos aumentaron en aproximadamente un 52%, un contraste interesante con respecto a su competidor más directo (aunque se trata de conceptos de venta totalmente distintos) Amazon en el que se situaron en el 18%.

alibaba bolsa

Alibaba busca abrir puertas

Pero el objetivo de Alibaba es llegar mucho más allá y conquistar el mercado internacional. Por esa razón, tanto el fundador como los 27 socios que ahora ya no poseen la mayoría de la empresa, están totalmente decididos a dar el empujón definitivo que convertirá este proyecto en un mercado reconocido mundialmente.

Y es que sin duda los 17.000 millones que se recaudaron el 18 de septiembre de 2014 en la OPV de New York son palabras mayores para poder tomar una decisión tan importante.

Este es el aspecto en el que principalmente se van a centrar los inversores de Alibaba, ya que hasta el momento se trata de su punto débil, y la razón es que la facturación internacional sigue siendo muy escasa para la empresa, ya que tan sólo supone algo menos del 3% del total, lo que en moneda vendría a representar cerca de 183 millones de euros.

Además de conseguir una expansión de la propia empresa, este proyecto permitiría que las firmas  chinas contasen con un sistema de expansión muy eficiente para darse a conocer en todo el mundo.

Sin duda alguna se trata de un proyecto asombroso, y en los próximos días iremos recibiendo nuevas noticias sobre la estrategia comercial a seguir por este negocio tan lucrativo.

La crisis financiera de 2008 en EEUU

La burbuja inmobiliaria de Estados Unidos comenzó a minar la confianza y por ende la economía en el año 2006, algo que evidentemente tendría una seria repercusión en años posteriores, dando lugar a lo que conocemos como la crisis financiera de 2008, un momento de gran tensión en todo el mundo que además tuvo, en EEUU, una repercusión muy destacada como fue la quiebra de Lehman Brothers.

El detonante de la crisis financiera de 2008 en EEUU

La crisis financiera de 2008 comenzó a dar señales ya en el año 2005, cuando algunos expertos ya comenzaron a vaticinar el fuerte golpe de la economía para los próximos años.

Sin embargo y como suele pasar en estos casos, las opiniones contrapuestas hacen que muchas veces no se preste la debida atención a las opiniones concretas, por lo que las medidas de reforma comenzaron su actuación demasiado tarde para parar algo que ya se encontraba a las puertas del país.

No obstante, uno de los elementos que más daño hizo y que aceleró la caída por el precipicio fueron los rumores, los cuales fueron sembrando desconfianza tanto en los ciudadanos como en los propios inversores, paralizando así algunos proyectos que podrían haber supuesto una amortiguación pero que finalmente no llegaron a ver la luz.

Pero uno de los culpables de esta crisis fueron las conocidas como hipotecas subprime, un tipo de préstamo que permitía superar los límites máximos fijados por la FED a la vez que permitía pagar una menor cantidad de intereses al realizar un intercambio de cesión de crédito.

Estas hipotecas supusieron un fuerte impacto generando pérdidas a todos los bancos del mundo, empeorando las condiciones y llevando a las empresas a dejar de comprar bonos debido a las malas condiciones.

Esto hizo que los bancos se paralizasen y comenzasen a sufrir una importante escasez de crédito, lo que finalmente apareció el descenso de los créditos a empresas y particulares, apareciendo el comienzo de la recesión que fue desembocando en pérdidas de puestos de trabajo e incluso en la quiebra de una gran cantidad de empresas.

Además, esta situación contribuyo también a un fuerte aumento del coste de la vida, lo que hacía que las adquisiciones descendiesen y aumentase el problema económico.

La bancarrota de Lehman Brothers

Pero si esto fuese poco, Lehman Brothers, un banco de inversión muy representativo desde el año 1850 (fecha de su fundación), acabó presentando la bancarrota el 15 de septiembre por lo que pasó a solicitar protección crediticia con el objetivo de no desaparecer.

Pese a contar en su haber con una gran capacidad de resistencia tras superar la Guerra Civil, la crisis bancaria de 1907 y el popular y catastrófico Crack de 1929, esta vez ya no había esperanza para salvar a Lehman Brothers de lo que sería la mayor quiebra vivida en toda su historia.

crisis financiera usa

Tras esto, Barclays propuso la adquisición el 17 de septiembre parte de la entidad, pero al final no germinó la propuesta debido a la oposición de los socios de esta segunda entidad. Debido a esto, finalmente Lehman Brothers no pudo salvarse y declaró la bancarrota definitiva.

Sin embargo, el Bank of America consiguió adquirir Merrill Lynch por un precio que se calculaba la mitad de su coste real.

Esto hizo que tanto Estados Unidos como Canadá y Europa se pusiesen de acuerdo para contrarrestar la avalancha de deudas y decrecimiento que se avecinaba, pero aun así, el problema ya estaba servido, y quedaba claro que la situación tardaría muchos años en recuperarse, además de que por el camino muchos se quedarían sin la esperanza de seguir adelante.

Los problemas de deuda pública en España

Desde el año 2008, la crisis ha supuesto un duro golpe que ha afectado a la mayor parte de los países occidentales y a otros orientales, pero en esta ocasión nos vamos a centrar en los problemas de deuda pública en España, los cuales aumentarían a partir de esta situación.

¿Qué es la deuda pública?

Pero para empezar, es importante tener claro qué es la deuda pública. La deuda pública son las deudas que tiene España con los particulares.

Para obtener liquidez, el país emite una serie de Letras del Tesoro, Obligaciones del Estado y Bonos del Estado a través de los cuales ofrece un buen rendimiento a todos aquellos particulares que quieran adquirirlos.

Este proceso puede funcionar de manera positiva, ya que es una forma de financiación que en principio beneficia tanto a particulares como al propio Estado, es decir, el país obtiene liquidez que invierte, obteniendo unos beneficios de los cuales se nutren aquellos que han decidido realizar la inversión a través de los bonos, letras y obligaciones anteriormente comentadas.

No obstante, el problema surge en el momento en el que la confianza del país merma (por ejemplo, a través de la conocida Prima de Riesgo), lo que hace que se dejen de adquirir dichos bonos e incluso se vendan los que ya se tienen, pasando el Estado a desprenderse de un dinero con el que ya contaba.

deuda publica española

La deuda pública de España y el PIB

Pero la situación se agrava mucho más en el momento en el que el país no produce suficientes beneficios, es decir, el Producto Interior Bruto es consumido directamente con esta deuda pública, situación casi alcanzada en el año 2013.

Este es uno de los factores que más ha afectado a los problemas de deuda pública en España, sumándose a la desconfianza de los inversores que dejan de adquirir deuda española, y a un PIB que comienza a descender.

La situación llegó hasta tal punto que la deuda pública española pasó de un 36,3 % del PIB a un 93,4 % del PIB, lo que significa que prácticamente el país debía lo que era capaz de recaudar, entrando en una inevitable recesión.

La tendencia al alza comenzó en el año 2008 tras una progresión positiva que databa desde el año 1996, llegando a situarse en el año 2013 26 puntos por encima en comparación con este año y más de 57 puntos por encima del año 2007, que fue la antesala de la Gran Recesión y crisis española.

Auditoría popular sobre los problemas de deuda pública en España

Esta situación ha hecho que desde el año 2008 (aunque existen antecedentes) diversas asociaciones españolas y partidos políticos opten por solicitar una auditoría con el objetivo de esclarecer el destino de toda esta deuda pública, pero el hecho de que España, pese a ser un único país, se encuentre integrado por diversas comunidades que a su vez se reparten en varias provincias y al hecho de permitir la administración de forma independiente, hace que resulte más complicado de la cuenta poder identificar los huecos sin fondo por los que se ha ido filtrando el dinero.